Artesanando es un espacio  para el desarrollo y crecimiento personal a través de la artesanía.

Imagen3

La etimología de la palabra artesanía, viene del latín, “artis-manus” que significa: arte con las manos. Se refiere al trabajo realizado de forma manual por una persona en el que cada pieza es distinta a las demás. En el trabajo con las manos se mueve el pensamiento de una manera positiva, ordenada y concentrada y permite un encuentro profundo con una misma; y es en este hacer gracias a la fuerza de lo metódico y repetitivo donde se ordena el pensamiento. En el encuentro del pensar y el hacer surge el sentimiento. En el hacer no sólo se ponen en movimiento las manos sino también las emociones, ideas y energías.

Desde esta movilización del pensamiento, el sentimiento y el hacer conseguimos contactar con nuestra sabiduría interior y de este modo activar nuestros recursos endógenos; que se pondrán a disposición de activar, generar y restablecer el equilibrio de manera integral.

En el encuentro con otras mujeres para hacer con nuestras manos, recuperamos una tradición que la sociedad actual nos ha robado en un momento de la historia a las mujeres. Encuentros de mujeres que se juntan para hacer y hablar sobre las cuestiones que les preocupan, para crecer juntas y salir de la soledad a la que la vida urbanita nos condena.

Artesanando es un  espacio de encuentro , donde el tejer vínculos con otras personas en el mismo momento vital hará que la comunicación interpersonal fluya, en la medida que cada una vaya sintiendo. Cada persona en su labor logrará encontrarse consigo misma para que puedan surgir las preguntas y cuestionamientos que nos ayuden a crecer.

 

Los objetivos de artesanando son:

  • Mejorar la calidad de vida anímica, reduciendo las ansiedades cotidianas y ancestrales, y promoviendo la tranquilidad y el buen humor para llegar a un estado de armonía.
  • Mejorar la motricidad fina supone la mejora de nuestra capacidad mental para tener pensamientos más ordenados, claros y conectados con nuestros sentimientos.
  • Mejorar la autoestima ante la admiración de una labor creada por una misma.
  • Crear un espacio de encuentro , tejiendo vínculos con otras personas y favoreciendo la comunicación interpersonal.
  • Reflexionar sobre nuestro nuevo rol como madres, ajustando las expectativas y conociendo las verdaderas necesidades de la primera infancia.

 

Nos valdremos del trabajo guiado, elaborando con nuestras manos prendas y juguetes que acompañaran a nuestra criatura los primeros años de la vida; haciéndolo de manera evolutiva para poder ir tratando en paralelo las necesidades de las madres y bebés en los primeros años.Imagen4

La  terapeuta coordina, propone  y abre preguntas para poder trabajar los distintos contenidos que afloran en el encuentro, facilitando el manejo de distintas ideas,  emociones  y voluntades que puedan ponerse en juego..

Consulta las fechas

657940687

X