15128436219_a877a99566_c

Conocerse y conocer el temperamento de nuestras hijas e hijos nos ayuda a  acompañarles en el camino de su vida. A veces sentimos que no les entendemos; pretendemos que sean como no son verdaderamente; les exigimos cosas que nunca alcanzan o logran y eso hace que entremos en conflicto más veces de las que una buena relación puede sostener.

Al profundizar sobre mi temperamento y el de las personas que me rodean, lograremos tener la relación respetuosa y amorosa que les permita crecer con el amor, la armonía y envoltura necesaria para desarrollarse como personas.

El temperamento es la manera natural/primaria de una persona de interaccionar con el entorno; son como unas gafas invisibles que nos hacen percibir el mundo de una manera y en consecuencia reaccionar también de un modo determinado. Es algo que le es propio a cada persona y que no se corresponde ni con la herencia, ni con el proceso de socialización y aprendizaje, a diferencia del carácter.

Los temperamentos los necesitamos para desarrollar nuestro camino. Los temperamentos se manifiestan claramente a partir de los siete años , aunque ya desde el mismo embarazo podemos notar cierta tendencia.

Ya Hipócrates (460-370 a.C) que se apoya en su experiencia médica, dice que en el  cuerpo humano hay cuatro humores: la bilis negra, la flema, la sangre y la bilis blanca, su mezcla en el cuerpo humano condicionarían las cualidades fisiológicas y psíquicas del individuo.

La doctrina de Hipócrates fue elaborada mucho más tarde por el médico anatomista griego Galeno (129-199) en un sistema tipológico de los temperamentos todavía  popular en nuestros días. Galeno en realidad ha sido el primero que ha descrito los  tipos llamados “tipos de Hipócrates”: el bilioso, el sanguíneo, el linfático y el nervioso.  La descripción de los tipos es considerable para la época y contiene muchas  intuiciones exactas y así justifica en parte la pervivencia hasta nuestros días de los  cuatro temperamentos llamados de Hipócrates.

Partiendo de aquí  Rudolf Steiner hace alusión a los temperamentos en diferentes conferencias, y se recopilan todas ellas en el libro  “ El misterio de los temperamentos”. Los cuatro temperamentos , tal y como los nombra y define Rudolf Steiner son: colérico, sanguíneo, flemático y melancólico.

La doctora Stella Chess, profesora de psiquiatría infantil en el centro médico de la Universidad de Nueva York, ha estudiado, junto con su esposo Alexander Thomas, el «temperamento biológico natural», para comprobar si la propia naturaleza del niño reacciona con el ambiente para producir la personalidad. La revelación principal de sus trabajos puso de manifiesto que la biología heredada (temperamento, naturaleza, constitución y rasgos innatos) son el factor más importante de la personalidad. La Dra. Chess comprobó que la naturaleza básica del niño, vista a partir de su nacimiento, dicta, a menudo, su conducta, y añade: «Si no se toma en cuenta el temperamento del niño, el maestro, el psicólogo y hasta los padres, pueden cometer equivocación en su crianza».

Veamos pues las características de cada uno de los temperamentos

COLÉRICO

Características:

Cuerpo fuerte, hombros anchos, compacto y con mucho músculo. Mirada directa, segura e intensa. Cabeza alta y pisa fuerte. Intensidad. Perseverancia. Disfruta con los retos. Popular. Seriedad. Entusiasmo

Tendencias emocionales y sociales de personas con temperamento colérico.

Positivas Negativas
Fuerza Rudeza
Resistencia Aspereza
Práctica Irrespetuosa, grosera
Con los pies en la tierra Hiriente
Seguridad Arrogancia, prepotencia, altanería
Autoestima Incapaz de reconocer sus debilidades, Orgullosa
Enfocada, tiene capacidad de atención Obsesiva e insistente
Pasión, entusiasmo y elocuencia

Vehemencia, efusividad

Impositiva, competitiva y fanática. Juzga rápidamente, sienta cátedra
Voluntad, Activa, Dinámica, con energía Impulsividad
Líder, con carisma, coordina dejando libertad Controladora, autoritaria, déspota enmascarando la inseguridad
Responsabilidad, compromiso, perseverancia y capacidad de trabajo Necia, testaruda, intransigente
Enfrenta problemas, habla con claridad y de forma directa, Valentía Insensible, hiriente, agresiva y violenta
Eficiencia y organización Intolerancia, impaciencia, se siente infalible
Con iniciativa, emprendedora No tiene en cuenta a las demás personas, exigente, con desconfianza, no delega, manda mucho

 

FLEMÁTICO

Características:

Movimientos lentos y tranquilos. Cara inexpresiva, ojos redondos, mirada inactiva. Buen comer. Duerme mucho, sueño profundo. De rutinas, no le gustan mucho los cambios ni las sorpresas

Tendencias emocionales y sociales de personas con temperamento flemático.

Positivas          Negativas

 

Tranquilidad, ecuanimidad y sensatez Falta de pasión y entusiasmo
Disciplinada, ordenada y rutinaria Aburrida, apática, detesta los cambios, vida monótona
Observadora, imparcial y justa Retraída, reservada y solitaria
Paciente, tolerante Evita conflictos, no pone límites, se acobarda, pero hará lo que quiere
Veraz, honesta Callada, quiere pasar desapercibida, incomodidad al ser el centro de atención
Humilde, sencilla Baja autoestima, sentimientos de inferioridad
Leal, comprometida y trabajadora Sin iniciativa, dependiente
Ahorradora, previsora Tacaña, descuida su aspecto físico
Ordenada, meticulosa Lenta, obsesiva, perfeccionista lenta
Disfruta la buena vida Glotona, sedentaria, perezosa

 

MELANCÓLICO

Características:

Palidez, delgadez y aspecto delicado. Mirada triste. Arrastra los pies. Con frío. Puede ser un tanto torpe. Come mal.     Y debido a sus quejas podemos preocuparnos constantemente por su salud. Timidez e introversión. Mucha capacidad de observación. Inseguridad. Mundo interior de fantasía. Mucho sentido de la privacidad.

Tendencias emocionales y sociales de personas con temperamento melancólico

Positivas        Negativas
Reflexiva y profunda Indecisa, pesada, pesimista, aguafiestas, siempre en lo negativo
Sensible emocionalmente, con sentido del humor en grupos de confianza Exagerada, todo es personal, es quien más sufre
Compasiva, y tierna Triste, depresiva, lastimera
Empática Carga con culpas y se pierde en la empatía llegando a la simpatía
Delicada, cariñosa, atenta Eterna queja, enfermiza
Se fija en los detalles, buena memoria Rencorosa, no perdona, acumuladora de agravios
Cariñosa, romántica, detallista Dependiente, necesidad de ser el centro de atención
Servicial Mártir, víctima o salvadora
Cuidadosa, cautelosa Miedosa, cobarde
Hace las cosas bien Se pierde en los detalles, perfeccionista

 

SANGUÍNEO

Características:

Rostro expresivo, mirada alegre. Constitución esbelta y proporcionada. Movimiento ligero, ágil y rápido. Constante actividad. No percibe el frío. Labilidad emocional. Simpatía. Curiosidad. Adaptable. La aventura y la libertad son dos grandes valores. Sociabilidad. Popular.

Tendencias emocionales y sociales de las personas con temperamento sanguíneo

Positivas Negativas
Alegre, vivaz, ligera, divertida, espontánea, versátil Frívola, superficial, alocada
Sociable Incapacidad de estar a solas
Adaptable, flexible Veleta, sin sentido de sí
Multiplicidad de intereses Inconstante, inestable, abarca mucho y aprieta poco
Ama la belleza, cuida su imagen Vive de cara a la galería, le importan mucho las apariencias
Comunicativa, locuaz, buena conversación Indiscreta, cotilla
Maneja el caos, atiende varias cosas al mismo tiempo, rápida Desorganizada, olvidadiza, desordenada, no termina lo que empieza, descuidada
Generosa Impulsiva, insensata, irresponsable
Disfruta la vida Evita los conflictos y el dolor
Ama la libertad Teme al compromiso

 

 

BIBLIOGRAFIA

El Misterio de los temperamentos. Rudolf Steiner l Ed. Antroposófica | 2004 |

Emociones y temperamentos. Sofía Pereira l Ed. Rudolf Steiner | 2005

Conoce tu temperamento y mejora tus relaciones .Rosa Barocio , Pax Mexico, 2008

Los cuatro temperamentos : como conocerlos y educarlos. Caroline von Heydebrand.

Editoral. Pau de Damasc

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

X